Un cuerpo frío a la puerta de mi casa

Hoy amaneció un cadaver en la puerta de mi casa.

Lo peor del caso es que ni siquiera estoy sorprendida. No es que acostumbre recibir cuerpos frios en la mañana, o por lo menos no desde que terminé con el “individuo”. Pero mi reacción flemática tiene más que ver con la ciudad en la que vivo, y menos con mi vida personal. Vaya, mi dia a dia es demasiado común aunque espero que no corriente. Pero vivir en Monterrey se esta conviritendo en un verdadero acto de supervivencia. La ciudad está secuestrada por la delincuencia organizada. Los que acá vivimos hemos modificado nuestros hábitos para acoplarnos a los que viven al márgen de la ley, y a lo que ellos dictan y deciden. Las autoridades hacen declaraciones vacías, sólo por el gusto de escucharse a sí mismos hablar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s